Scarica

Distanza

8,92 km

Dislivello positivo

303 m

Difficoltà tecnica

Facile

Dislivello negativo

303 m

Altitudine massima

817 m

Trailrank

55

Altitudine minima

571 m

Tipo di percorso

Anello

Tempo

2 ore 44 minuti

Coordinate

2661

Caricato

30 maggio 2021

Registrato

maggio 2021
Condividi
-
-
817 m
571 m
8,92 km

Visualizzato 200 volte, scaricato 4 volte

vicino a Esgos, Galicia (España)

Felicitaciones sinceras para el Concello de Esgos. Gracias por cuidar y tener perfectamente acondicionada esta Pr- g 4. Totalmente limpia, señalizada, niquelada. No es fácil encontrar rutas tan limpias. No se necesita ningún elemento de navegación (GPS, mapas) para realizar este recorrido. Señalización abundante y precisa.
Longitud: 9 kilómetros - Desnivel: 800 m - Tiempo: 3 horas - Dificultad: Media (según el informativo de la PR-G 4
Recorrido: Esgos, A Meiroá, Calsomiro, Rego da Campina, Peto das ánimas, San Pedro de Rocas, Quinta do Monte, Esgos.
La ruta corre por una congostra que conserva sus muros laterales y el empedrado donde se pueden ver las rodeiras de los carros que transitaban antiguamente. Este Camino Real constituía un eje estratégico como vía de comunicación cara las tierras de Aguiar y Ourense.
Destacar el peto de ánimas de Meiroá, pero sobre todo el Monasterio de San Pedro de Rocas, monumento histórico artístico fundado en el año 573. El monasterio ofrece unas vistas impresionantes sobre el Pazo de Rocas y un gran monte de coníferas que asciende de cara a los picos pedregosos que le dan nombre, originados por la actuación de los agentes geológicos sobre este lugar.
Salimos de Ourense dirección Castro Caldelas y Maceda. A los 18 kilómetros +/- nos encontramos con el concello de Esgos. Una vez en el lugar nos dirigimos al centro de salud, inicio de la ruta. Hay un cruceiro en el centro de la plaza.
Salimos de Esgos (al lado del centro de salud). A poco más de medio kilómetro nos encontramos con un cruce: aquí podemos elegir en ir primero a la aldea de Quinta do Monte (ruta circular en sentido contrario a las agujas del reloj) o dirigirnos al Mosteiro (a favor agujas).
A mi personalmente me gusta realizar el recorrido a favor del reloj. El primer pueblo que nos encontramos es Meiroá en el que podemos apreciar los restos de una antigua eira y de una fuente construida en piedra. Seguimos caminando para en muy poco tiempo llegar a Calsomiro, para continuar en busca del Mosteiro. Cruzamos una pontella de piedra el Regato de As Campinas para caminar una pantalla lugar idílico, de paz y sosiego. Una parada obligada para observar, en el cruce de caminos el peto das ánimas. Transitamos por un lugar sorprendente, un camino de piedra, granítico. Quedan esculpidas las marcas de las ruedas de los carros de tiempos pretéritos. Un camino de carros, de tantos en A Ribeira Sacra.
Estamos en San Pedro de Rocas datado en el año 573, al parecer, uno de los primeros de A Ribeira Sacra y probablemente, el más antiguo conservado en Galicia y es monumento histórico artístico desde 1923. Merece una parada para visionar este lugar paradisíaco: arquitectura, naturaleza y vistas. Bajamos hasta la fuente de San Bieito.
Interesante mencionar que hay un centro de interpretación del Mosteiro de San Pedro de Rocas que, hoy domingo abría a las diez y media de la mañana.
Abandonamos Rocas y el camino sigue siendo igual, genuino, ancestral, mágico hasta llegar a la carretera. Caminamos 200 metros de asfalto y nos volvemos a introducir en el camino real con dirección a Quinta do Monte. A la entrada del pueblo nos topamos con una fuente que invita a beber y a un breve descanso. Fantástico. Seguimos nuestra actividad por el camino real descendiendo paulatinamente, con vistas panorámicas sobre Esgos, pasando por la pista de tenis y las piscinas municipales. Deberemos girar a nuestra izquierda para en bajada algo pronunciada cerrar el bucle circular (paneles informativos). Ahora queda poco más de medio kilómetro para llegar al inicio del recorrido por camino común.
=======================================================================
Felicitacións sinceras para o Concello de Esgos. Grazas por coidar e ter perfectamente acondicionada esta Pr- g 4. Totalmente limpa, sinalizada, niquelada. Non é fácil atopar roteiros tan limpos. Non se necesita ningún elemento de navegación ( GPS, mapas) para realizar este percorrido. Sinalización abundante e precisa.
Lonxitude: 9 quilómetros - Desnivel: 800 m - Tempo: 3 horas - Dificultade: Media (segundo o informativo da PR- G 4
Percorrido: Esgos, A Meiroá, Calsomiro, Rego dá Campina, Peto dás ánimas, San Pedro de Rocas, Quinta do Monte, Esgos.
O roteiro corre por unha corredoira que conserva os seus muros laterais e o empedrado onde se poden ver as rodeiras dos carros que transitaban antigamente. Este Camiño Real constituía un eixo estratéxico como vía de comunicación cara as terras de Aguiar e Ourense.
Destacar o peto de ánimas de Meiroá, pero sobre todo o Mosteiro de San Pedro de Rocas, monumento histórico artístico fundado no ano 573. O mosteiro ofrece unhas vistas impresionantes sobre o Pazo de Rocas e un gran monte de coníferas que ascende para os picos pedregosos que lle dan nome, orixinados pola actuación dos axentes xeolóxicos sobre este lugar.
Saímos de Ourense dirección Castro Caldelas e Maceda. Aos 18 quilómetros +/- atopámonos co concello de Esgos. Unha vez no lugar dirixímonos ao centro de saúde, inicio do roteiro. Hai un cruceiro no centro da praza.
Saímos de Esgos (á beira do centro de saúde). A pouco máis de medio quilómetro atopámonos cun cruzamento: aquí podemos elixir en ir primeiro á aldea de Quinta do Monte (roteiro circular en sentido contrario ás agullas do reloxo) ou dirixirnos ao Mosteiro (a favor agullas).
Ao meu persoalmente gústame realizar o percorrido a favor do reloxo. O primeiro pobo que nos atopamos é Meiroá no que podemos apreciar os restos dunha antiga eira e dunha fonte construída en pedra. Seguimos camiñando para en moi pouco tempo chegar a Calsomiro, para continuar en busca do Mosteiro. Cruzamos unha pontella de pedra o Regacho de As Campinas para camiñar unha pantalla lugar idílico, de paz e acougo. Unha parada obrigada para observar, no cruzamento de camiños o peto dás ánimas. Transitamos por un lugar sorprendente, un camiño de pedra, granítico. Quedan esculpidas as marcas das rodas dos carros de tempos pretéritos. Un camiño de carros, de tantos na Ribeira Sacra.
Estamos en San Pedro de Rocas datado no ano 573, ao parecer, un dos primeiros da Ribeira Sacra e probablemente, o máis antigo conservado en Galicia e é monumento histórico artístico desde 1923. Merece unha parada para visionar este lugar paradisíaco: arquitectura, natureza e vistas. Baixamos ata a fonte de San Bieito.
Interesante mencionar que hai un centro de interpretación do Mosteiro de San Pedro de Rocas que, hoxe domingo abría ás dez e media da mañá.
Abandonamos Rocas e o camiño segue sendo igual, xenuíno, ancestral, máxico ata chegar á estrada. Camiñamos 200 metros de asfalto e volvémonos a introducir no camiño real con dirección a Quinta do Monte. Á entrada do pobo topámonos cunha fonte que convida a beber e a un breve descanso. Fantástico. Seguimos a nosa actividade polo camiño real descendendo paulatinamente, con vistas panorámicas sobre Esgos, pasando pola pista de tenis e as piscinas municipais. Deberemos virar á nosa esquerda para en baixada algo pronunciada pechar o bucle circular (paneis informativos). Agora queda pouco máis de medio quilómetro para chegar ao comezo do percorrido por camiño común.

Vedi altro external

Waypoint

A Meiroá

Waypoint

Baixada a Fonte

Museo

Cabaceiros

Waypoint

Calsomiro

Waypoint

Camiño de carros

Waypoint

Camiño pedra

Monumento

Casa de pedra

Waypoint

Cañota

Punto informativo

Centro Interprentacion do Mosteiro San Pedro de Rocas

Centro de Interprentacion Del Monasterio de San Pedro de Rocas Esgos, ESP
Intersezione

Cruce camino real

Museo

Eira

Waypoint

Entrada recinto

Fontana

Fonte de San Bieito

Fontana

Fonte Lavadeiro

Fontana

Fonte pedra

Museo

Igrexa Rupestre Mosteiro de San Pedro de Rocas

En este monasterio, único por estar excavado en la roca natural, no encontraremos ligeras estructuras góticas ni armoniosas proporciones renacentistas. Se trata de un recinto antiquísimo, tosco, casi primitivo, testigo de los primeros asentamientos eremitas en estas tierras. El valor de San Pedro de Roca es antropológico. La presencia de los primeros ocupantes de este lugar se remonta al año 573. Según las inscripciones de la lápida fundacional, conservada en el Museo Arqueológico Provincial, sus fundadores fueron siete varones que escogieron este bello enclave para retirarse a una vida de oración. Posteriormente, ya en el siglo IX, el caballero Gemodus redescubre el lugar en una jornada de caza y se establece en él, siendo elegido abad por sus compañeros. Leyenda o realidad, el caso es que existe constancia de la existencia de Gemodus, tal como figura en el privilegio que Alfonso V concede a Rocas en 1007. En los siglos posteriores, este monasterio, nunca demasiado rico ni muy habitado, pasó a depender del de Santo Estevo de Ribas de Sil y del de San Salvador de Celanova. En 1923 fue declarado Monumento Histórico-Artístico. La iglesia del monasterio, del siglo VI, es uno de los templos cristianos más antiguos que se conocen. Sus tres naves están excavadas en la roca. El techo de la nave central presenta una abertura por la que entra luz desde el exterior. Una pilastra hace las veces de altar. En la pared de la capilla de la izquierda, un reducido espacio de 5 x 3,40 m, se abre un hueco en el que se supone que estaba el sepulcro del caballero Gemodus. En él se descubrió una pintura mural al fresco, datada entre 1175 y 1200, que muestra imágenes de los apóstoles y un mapamundi. También podemos ver unos sepulcros esculpidos en los que se representan figuras yacientes. En el suelo de la iglesia y el atrio está excavados en la roca numerosos sepulcros. El recinto de la iglesia fue ampliado con una nueva nave de posterior construcción. El campanario, obra de Gonzalo de Penalva en el siglo XV, está situado en la parte superior de una enorme formación rocosa de casi 20 m de altura que da nombre a este lugar. Un arco sirve como acceso a un pequeño espacio, empleado hasta hace poco como cementerio parroquial. Es de forma cuadrangular y está cerrado por un muro. Desde este punto sale un camino que baja por la pendiente de la montaña y llega hasta la Fuente de San Bieito, también excavada en la roca.
Punto informativo

Informativos

Desde este punto de puede elegir la forma del recorrido, a favor o en conta de las agujas del reloj.
Parcheggio

InicioFin Praza Esgos Cruceiro

Entre densos bosques en la Ribeira Sacra orensana, Esgos esconde una de las joyas más impresionantes y desconocidas de Galicia: el Monasterio de San Pedro de Rocas, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1923. Único por su antigüedad y por sus características, sus orígenes llegan hasta el siglo VI, cuando varios monjes anacoretas aprovecharon la existencia de unas cuevas naturales para excavar su refugio en rocas graníticas.
Picnic

Lecer

Desconocido
Fontana

Manantial

Panorama

Panorámica

Museo

Peto de animas

Los vecinos de Esgos acudían con asiduidad al Mosteiro, prueba lo diere es este bolsillo que se encuentra en el Camino Real que une Esgos con Rocas. Es una manifestación material del culto a los muertos, de la devoción por las Ánimas que no encuentran descanso en el purgatorio. ========================================================================== Os veciños de Esgos acudían con asiduidade ó Mosteiro, proba delo é este peto que se atopa no Camiño Real que une Esgos con Rocas. É unha manifestación material do culto ós mortos, da devoción polas Ánimas que non atopan descanso no purgatorio.
Waypoint

Piscina municipal

Waypoint

Pista Deportiva

Waypoint

Pontella Rego da Campina

Waypoint

Quinta do Monte

Quinta do Monte é un lugar da parroquia de Rocas no concello ourensán de Esgos na comarca de Ourense
Sito religioso

San Pedro de Rocas

Commenti

    Puoi o a questo percorso