Scarica

Distanza

9,16 km

Dislivello positivo

98 m

Difficoltà tecnica

Facile

Dislivello negativo

116 m

Altitudine massima

98 m

Trailrank

90 5

Altitudine minima

27 m

Tipo di percorso

Solo andata

Tempo in movimento

un'ora 53 minuti

Tempo

2 ore 9 minuti

Coordinate

1652

Caricato

23 luglio 2021

Registrato

luglio 2021
  • Valutazione

     
  • Informazioni

     
  • Facile da seguire

     
  • Paesaggio

     
Condividi
-
-
98 m
27 m
9,16 km

Visualizzato 137 volte, scaricato 2 volte

vicino a Sants-Montjuïc, Catalunya (España)

CRÓNICA

Al comenzar la segunda década del siglo XX, con el Eixample en pleno proceso de urbanización, la Comisión de Ensanche tuvo la buena idea de distribuir en ella un conjunto de fuentes decorativas. El 18 de diciembre de 1911 encargado tres a Josep Campeny, nieto de Damià Campeny. Las fuentes, que se inauguraron un año más tarde, en diciembre de 1912, fueron la del Trinxa, donde se unen la Ronda de Universidad y la calle de Pelai; la del Niño de la rana, en el cruce de la calle Córcega con la Diagonal, y la del Chico de los cántaros, en la plaza de Urquinaona. Dentro de una clara unidad temática y de estilo, las tres fuentes tienen, sin embargo, una estructura formal muy diferente.

Una segunda remesa de fuentes se encargó a Eduard B. Alentorn el 19 de diciembre de 1913, y se inauguraron vez en octubre de 1917. Son la de la Pagesa, en la plaza de Letamendi; la de la Tortuga, en la plaza de Goya; y la del Trinxa o del Negret, en Bruc-Diagonal. Esta última también es conocida con el nombre de Fuente de la palangana, por el recipiente que sostiene el negrito mientras a su lado una niña le lava la cara. El escultor plasmó en esta escultura la anécdota familiar de un sirviente africano que quería aclarar su piel a base de lavados. Hay quien dice que no era sirviente, sino un niño ahijado. Otra versión asegura que se trataba de un muchacho que tocaba el manubrio a la fiesta mayor de Gracia.

El tercer encargo lo hizo la Comisión de Ensanche el 22 de marzo de 1920, esta vez para una sola fuente, la de la Sardana, a Frederic Marès. Es de piedra, a diferencia de las otras, que son de bronce. Fue colocada en la plaza de Tetuán, con los célebres versos de Joan Maragall: "La sardana es la danza más bella de todas las danzas que se hacen y se deshacen". Por el hecho de estar escritos en catalán fueron destruidos de manera incontrolada en 1939, pero la inmediata rehabilitación de Maragall como poeta catalán tolerado por el franquismo hizo que se volvieran a colocar al pie del monumento en 1948.

En 1921 se encargó a José Tenas la Fuente de la caperucita, colocada primero en el Arco de Triunfo y trasladada más tarde a los jardines del paseo de San Juan a la altura de la calle de Rosselló. El mismo año, se encargó otra a Ángel Tarrach, que finalmente realizó un chico desnudo, y que fue colocado en 1924 en el triángulo que queda donde la calle de Bailén atraviesa la Diagonal. Se le conoce con el nombre del Efebo. En 1925, se encargaron dos fuentes a Frederic Marès, que optó por poner animales en lugar de figuras humanas. Son la del Gallo, que se encuentra ahora en Aragón-Villarroel (plaza del Gallo) y había sido inicialmente en la Diagonal, y la del Pato, a Enamorados-Rogent.

En 2008 el Ayuntamiento de Barcelona inició la restauración de las fuentes de bronce con la Fuente del chico de los cántaros. Un año después un accidente destrozaba la Fuente del niño de la rana, y su restauración conllevó la recuperación de los relieves de carácter vegetal esculpidos en la base de piedra.

Actualización: Jaume Fabre, diciembre 2008.




»Jaume Fabre, Josep M. Huertas

COMENTARIO

La abundancia de agua siempre ha sido un signo externo de bienestar y de poder, y cuando este hecho se manifiesta dentro de un núcleo urbano podemos interpretarlo, además, como una demostración de las actuaciones de una autoridad preocupada por bienestar de los ciudadanos.

La presencia del poder pontificio se manifiesta a la Roma barroca por la cantidad de iglesias que se construyeron y, al mismo tiempo, por las numerosas fuentes, de aspecto monumental y también utilitarias, que, aún hoy, son un elemento diferencial de primer orden en calles y plazas. Asimismo, Luis XIV, en Versalles, daba una imagen de la riqueza de Francia, y su nieto Felipe V siguió el ejemplo en La Granja de San Ildefonso (Segovia), y ambos lo hacían, en buena parte, mediante la agua que daba vida a las monumentales fuentes de aquellos jardines. Y no estaba muy lejos de aquel pensamiento el protagonismo que los organizadores de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 concedieron al agua. Desde la fuente monumental de la plaza de España, inspirada en las fuentes romanas, hasta el Palacio Nacional, que cerraba por arriba del escenográfica perspectiva, se sucedía una serie ininterrumpida de manantiales, de fuentes y de cascadas que se convirtieron, con la luz que iba combinada, en uno de los atractivos básicos de aquella Exposición, y que aún hoy son un motivo de particular atención en el parque de Montjuïc.

Pero si el agua es un signo de abundancia colectiva también es un elemento de absoluta necesidad para los miembros de cualquier ámbito urbano, y el hecho de ponerlo al alcance de los que viven es una de las obligaciones fundamentales de la autoridad municipal que corresponda.

Si nos concretamos en Barcelona, ​​habría que recordar la categoría profesional que siempre tuvo el Maestro de las Fuentes que, desde la época medieval, velaba por el correcto funcionamiento de las fuentes públicas barcelonesas. Tenemos un ejemplo en Francisco Socias, que era Maestro de las Fuentes y el 1650 realizó el importante Libro de las fuentes de la presente ciudad de Barcelona. Con estos antecedentes, parece lógico el criterio de nuestras autoridades de los primeros decenios del siglo XX que, para añadir una categoría estética a lo que podía ser considerado sólo un servicio público, encargaron a destacados escultores algunas fuentes situadas en las calles del Eixample, los que adquirían gradualmente una mayor densidad de población. Estas fuentes están constituidas por dos parte fundamentales: la del basamento, donde se sitúa propiamente la fuente, y la de la escultura que la corona y le da carácter. El conjunto de las fuentes que comentamos son una muestra de la variedad de soluciones y del acierto que se consiguió.
Fontana

Plaza de españa

Fontana

Fuente de agua singular frente al pueblo español

Fontana

Fuente de agua de la maternidad

Font de la Maternitat 1929 Emplaçament - Avinguda Francesc Ferrer i Guàrdia (en front del Poble Espanyol) Autor - Escultor: Joan Borrell i Nicolau, signada Materials - pedra i aigua Dimensions - (h x a x b) en metres: 2,20 x 1,40 x 1,31 (total) 0,86 x 0,54 x 0,04 (relleu) Inauguració - 19 maig 1929 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona CRÓNICA Ante el Pueblo Español se ajardinar un espacio con 24 palmeras y una fuente decorada con una maternidad, obra de Joan Borrell, pensada también para los días de la Exposición Internacional de 1929. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO Fuente de gran simplicidad y belleza con un alto relieve de estilo florentino, es una estrella en armonía con el conjunto paisajístico. Es una buena muestra de la manera de hacer del escultor, que manifiesta la gran conjunción entre la anatomía femenina y la ropa que la cubre, así como la elegante belleza de la mano. »Margarita Tintó y Sala
Ponte

Puente

Waypoint

Paseo Jean Forestier

Fontana

Fuente de santa eulalia

Memòria, legenda i tradicions / Protectors de la Ciutat Font de Santa Eulàlia Font del Padró original perdut de 1673, obra actual de 1687, adaptada per font 1826, destruïda parcialment 1936; reconstrucció 1951 Emplaçament - Plaça del Pedró Autor - Escultors: Lluís Bonifaci, el Vell, Llàtzer Tremullas, reconstrucció: Frederic Marès Materials - base de marbres diversos i pedra de Montjuïc, escultura de marbre blanc Dimensions - (h x a x b) en metres: 9,59 x 4,01 x 3,36 (total) 1,97 x 1,35 x 1,03 (figura) 7,63 x 4,01 x 3,36 (base) Iconografia Inauguracions - 29 novembre 1673 - 12 febrer 1826 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona INSCRIPCIÓN S.P.Q.B., sub excelso Eulaliae patrocinio tutus / Hoc marmoreum fastigium / ad inmortal ejus famam extruxit. Anno Nascentes Ecclesiae / CCCIII / Eulalia virgo Prius martyr quam / pubes / post carceres flagelado aeculeum / flammas ac crucem / ab hoc solo ad Coelos usque / ad instar Columbae / evolavit non dice hic vivens ut / in aeternum Viveret / Obstupesce viator te vide in / Duello puellam / nondum dimicantem sed te / victricem. D.O.M./ Te Barcinonensis hujus Centumviralium voto / Civitatis / Eulaliae inclytae / ad súperos usque triumphatrici / sacratur Patronae. ANNO / MDCLXXII / erecta PYRAMIS UT FOELICI auspiciado / SIC Religione / CONSULUM / Raphael GRIMOSACHS / CIVIS Honorato / Gaspari SABATER / CIVIS Honorato / DON IOSEPHI PEGUERA / ET VILANA / PETRI PUENTE Mercator / IOSEPHI MARTINI MIRO / PHARMACOLAE / IOSEPHI TORNER Sutor / DURET / Aeternus CRESCATQUE pos- / Teri IN monumentum / EULALIAE DIVAE / ET CULTUM MARTYRII Anno MDCLXXIII / perfecta PYRAMIS / ut venustate publica / sic devotione Consulum / nobilis D. Caroli de Calders / Francisci Cepillo civis Honorato / Iosephi Melich civis Honorato / Pauli Haga Mercator / Iacinthi Borras notarii publi / Barcinona / Iacobi Vintró pannorum paratoris / perennet / te tutamine divo / Eulalia nuestra / regnare in Coeli / Vivat in cives. Siste viator de limen hoc / Urbis sacrum martyrii / ubi Palmam Fauste / Eulalia Meru Ovantem / suma pietate prosequere. Anno MDCLXXXVI / PYRAMIS jam Pridem erecta / Melior forma fecha / pervigili cuidado / Consulum / Joseph Melich civis Honorato / nobilis D. Dominici de Verdier V.I.D. / Michael Matali medicinae doctores / Joseph Duran / Raphael Roca Pharmacopeia / Joseph Rafart Tinctoris pannorum lanae / perennet / in gratum assequuti por Eulaliam / Triumph monumentum. Monumentos / PRO-REGI CAMPO / SAGRADO / Huici PRISTINAE / propiedades ERGA / EULALIAM Fuentes / UNDAM PUBLICO BONO / JUNGENTI, BARCINO / GRATA MDCCCXXVI. arum por Hospes, / onftructam / & molemos / xtolle Votes; / Attrita / Deocrevit / laudis / hatur CRÓNICA La imagen de Santa Eulalia en la plaza del Pedró es la única pieza de estatuaria pública de Barcelona encargada por el gobierno de la ciudad que data de los siglos XVII y XVIII. A pesar de las renovaciones de la imagen y del pedestal y las destrucciones sufridas en períodos revolucionarios, lleva más de trescientos años en el mismo lugar. Todas las demás imágenes de la ciudad son de los siglos XIX, XX o XXI. Inicialmente no había ninguna fuente, sino un monumento a santa Eulalia porque, según la leyenda, en aquella confluencia de dos caminos antiquísimos fue expuesto, en tiempo del pretor Daciano, el cuerpo desnudo y clavado en la cruz de la santa. Basándose en esta leyenda, el 30 de noviembre de 1670, el Consejo de Ciento decidió encargar al carpintero José Darder la ejecución en madera de un monumento a la patrona de la ciudad. Dos años después, cuando el modelo de madera ya era hecho, el Consejo encargó al maestro de obras Benet Parés un obelisco de piedra siguiendo el modelo de madera. El 14 de septiembre de 1672 se puso la primera piedra del obelisco y en el mes de noviembre se encargó a Juan Gamot la realización de una reja que protege el monumento. Descontentos por la forma en que hacía la pieza, los consejeros traspasaron el encargo al maestro de obras Pere Pau Ferrer en el mes de octubre de 1672. Coronando el obelisco se colocó la imagen de la santa en madera que Josep Darder ya tenía hecha, y el 29 de noviembre de 1673 fue inaugurado en medio de grandes fiestas en el barrio. En 1685, la imagen de madera aparecía tan deteriorada que el Consejo encargó a los artistas Lázaro Tramullas y Lluís Bonifaç que hicieran una nueva en mármol y también una nueva columna que la sustentara, ya que el anterior se había pensado sólo para el peso de una imagen de madera y no resistía el peso de la nueva de mármol. Miquel Colomer hizo el basamento, y también intervinieron el albañil Jaume Arnaud y el platero Hilari Fornaguera, que hizo la corona y la palma de cobre de la imagen. En el mes de noviembre de 1687, el nuevo monumento quedó listo. En 1756 se tuvieron que hacer obras de restauración. El año 1823, en las postrimerías del Trienio Liberal (1820-1823), el Ayuntamiento pretendió desmontar el monumento. La oposición popular obligó a encontrar una fórmula de conciliación que consistió en trasladar el monumento a un rincón de la plaza. El cambio de régimen que supuso el regreso de Fernando VII facilitó la conservación del monumento y el capitán general marqués de Campo Sagrado tuvo la idea de convertirlo en una fuente. Josep Mas hizo la adaptación. El 12 de febrero de 1826 se inauguró la fuente montada al pie del monumento en su nuevo emplazamiento. Al mismo tiempo se añadieron cuatro placas, una en cada cara de la columna: la primera recordaba el martirio de la santa en el año 303, la segunda la fecha en que comenzaron las obras del monumento, la tercera el día que lo acabaron y la última el año en que fue reconstruido. Otra placa, esta vez sobre el zócalo, recordaba la adaptación como fuente, idea del marqués de Campo Sagrado. Todo ello fue destruido el 19 de julio de 1936. Sólo restó la fuente del basamento. Aquella misma noche dos hermanos rescataron la cabeza de la imagen, que había quedado en el suelo, y lo guardó durante toda la Guerra. Uno de ellos, Ferran Serracant, continuó conservándolo en casa unos años después de la Guerra, hasta que, por sugerencia del director del Museo de Historia de la Ciudad, cedió a esta institución, donde se conserva actualmente . En 1951 fue reconstruida la pirámide de jaspe con las mismas inscripciones que había habido, y Frederic Marès hizo una reproducción aproximada de la imagen destruida, que es la que hay ahora. En 1982, el monumento se volvió a poner en medio de la plaza, donde había sido en el siglo pasado. En 1997 se restauró en profundidad y la escultora Marta Polo rehizo las muecas de los manantiales. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO Está ubicada donde antiguamente se levantaba un padrón para señalar, por un lado, la confluencia de caminos de ingreso a Ciudad Vieja por la Puerta Ferrissa (calle del Carmen) y por la Puerta de la Boqueria (calle Hospital) con los caminos , en dirección a extramuros, hacia el Llobregat por la Puerta de San Antonio (calle San Antonio), y hacia Montjuïc (calles Botella y de la Cera). Por otra parte, es en este mismo lugar donde la tradición sitúa el martirio de Santa Eulalia y el milagro de la nieve que cubrió su cuerpo desnudo. Como era patrona de la ciudad, el consistorio barcelonés decidió honrar este lugar edificando un monumento dedicado a la santa (1670), una réplica del que (1951) podemos contemplar in situ. Mantuvo su función como monumento conmemorativo y, al mismo tiempo, punto de articulación espacial, hasta que el capitán-general, el marqués de Campo Sagrado, decidió convertirlo en una fuente pública (1826), coincidiendo con la conducción de aguas de la mina de Moncada en la ciudad. Todo ello fue destruido al inicio del alzamiento franquista (1936). Del monumento original sólo se pudo rescatar la cabeza de la figura de la santa, obra de Lluís Bonifaç, el Viejo (1687), el cual se conserva en el Museo de Historia de la Ciudad. La fuente actual presenta una reconstrucción de la pirámide primigenia, con las mismas placas de inscripciones que había en cada uno de los cuatro lados de la estructura piramidal, las que nos recuerdan las fechas del martirio de la santa, del inicio y finalización de las obras, y de la última reconstrucción. Otra inscripción al zócalo ofrece la fecha de su adaptación como fuente. La reproducción aproximada de la figura de Santa Eulalia con sus atributos, la palma del martirio y la cruz en forma de aspa, fue obrada por el escultor Frederic Marès (1951). »Rosa María Subirana Rebull
Fontana

Fuente del carmen

Fonts Font del Carme 1931, reconstruïda 1938, desmuntada i reposada 2003 Emplaçament - Pl. de Joan Amades Autor - Disseny: Josep Goday Materials - pedra de Montjuïc Iconografia Inauguracions - 29 març 1931 - 30 abril 2003 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona CRÓNICA Josep Goday derrocó el viejo convento de las Mínimas de la calle del Carmen, que ya había servido de escuela municipal, y levantó a su solar una de las escuelas que impulsó el Ayuntamiento de Barcelona en el primer tercio del siglo XX, la Milá y Fontanals, gracias al legado de la señora Lluïsa Cura. Junto a la escuela, Goday puso una fuente de carácter noucentista. Las obras duraron cerca de doce años, y la escuela y la fuente se inauguraron el 29 de marzo de 1931. La fuente formaba ángulo con el edificio de la escuela, allí donde la calle se ensancha, y ocupa toda una pared medianera. Durante la guerra civil sufrió las consecuencias de un bombardeo, el 17 de marzo de 1938, que la dejaron dañada y hubo que rehacerla con un presupuesto elevado para la época, 65.548,50 pesetas. La apertura de una nueva calle, dedicado al historiador Agustí Duran i Sanpere, supuso que la fuente fuera desmontada hace unos años, y no volvió a ser repuesta hasta el año 2003, pero ahora dentro de la misma estructura del colegio y con una placa que recuerda el hecho del bombardeo. La inauguración de la reforma de la escuela, que incluye un nuevo polideportivo, la fuente rehecha y la placa mencionada, tuvo lugar el 30 de abril de 2003. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO La fuente de la calle del Carmen nos remite, en versión novecentista, al modelo típico de la fuente gótica con muecas tan frecuente en Barcelona. A diferencia de las fuentes que Josep Goday diseñó para los patios y los interiores de las escuelas, todas revestidas con azulejos, esta, de uso público, es enteramente de piedra. En su emplazamiento inicial formaba parte del zócalo de la composición que revestía la medianera de un edificio situado en alineación más avanzada. Por encima la fuente la pared era tratada con esgrafiados, a tono con la fachada de la escuela, y rematada con un acabado en arco con jarrones ornamentales. El dibujo se organizaba simétrico alrededor de un medallón central con una representación de la Virgen del Carmen. En derribar el edificio la fuente se desmontó cuidadosamente y sus piezas fueron numeradas y conservadas en un almacén municipal, esperando encontrarle un lugar adecuado para volverla a colocar. Desgraciadamente con la desaparición de la medianera se perdió también el medallón esgrafiado. Tras considerar muchos sitios alternativos en diferentes barrios de Ciutat Vella, la ampliación de la escuela para situar un polideportivo brindó la oportunidad de restaurar la fuente y devolverla, casi, en su lugar original. En su situación actual, sin embargo, ha perdido proporción, al tener por encima únicamente una planta de pared que la apoye, y convive, con fuerza armonía, con una puerta de acceso a su derecha. Originalmente, el agua salía de las bocas de las muecas, dos caras de jóvenes flanqueando la representación central de un león. Tal como sucedió en el caso de las fuentes antiguas, hace unos años se sustituyeron los tubos por donde brotaba el agua para grifos que permitían ahorrar. Esta operación se hizo sacrificando las caras esculpidas que fueron sometidas a mutilaciones torpes. La solución que se ha adoptado en todas las restauraciones, también en esta, es la reconstrucción de las caras remendando-con piedra y volviéndolas, tanto como ha sido posible, a su aspecto original. El grifo se ha colocado directamente en el plano de la pared, donde cumple su función sin provocar más daños. »María Luisa Aguado
Waypoint

Pasaje del hospital

Fontana

Fuente de la violetera

Font de la Violetera Homenatge a Raquel Meller 1966 Emplaçament - Nou de la Rambla amb Av. Paral·lel Autor - Escultor: Josep Viladomat, signada Materials - bronze sobre pedestal de pedra calcària Foneria - Vilà (Valls) Dimensions - (h x a x b) en metres: 3,24 x 1,44 x 1,11 (total) 1,65 x 0,72 x 0,68 (figura) 1,59 x 1,44 x 1,11 (base) Inauguració - 21 març 1966 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona INSCRIPCIÓN BARCELONA / A / Raquel Meller / Cómpreme Usted este ramito / para lucirlo en el ojal / La Violetera traducción BARCELONA / A / Raquel Meller / Cómpreme este ramito / para lucirlo en la botonera / La Violetera CRÓNICA El Ayuntamiento de Barcelona encargó a Josep Viladomat, en 1966, esta escultura de la cantante / actriz del Paralelo, Francisca Marqués López, más conocida como Raquel Meller (1888 hasta 1962). La pieza se colocó delante del Teatro Arnau donde había debutado en 1911 en un papel de primera figura. Parece que fue el crítico Ángel Zúñiga quien propuso, poco después de la muerte de la cantante, que se perpetuara en Barcelona el recuerdo de quien había alegrado las noches del Paralelo tanto a los felices años veinte como a los oscuros tiempos de la inmediata posguerra. La escultura de Viladomat lleva un ramo de violetas para recordar la que fue su canción más popular, La violetera, inmortalizada por Charles Chaplin en Luces de la ciudad. Es considerada como una obra menor, que corresponde a la época de buen entendimiento de Viladomat con el alcalde José María de Porcioles, que le hizo varios encargos y algún otro favor a cambio de que realizara la estatua ecuestre del general Franco para el castillo de Montjuïc. El original de esta vendedora de violetas se conserva en el Museo de Arte de Escaldes-Engordany (Andorra). Lo que hay en el paralelas es una copia. El Ayuntamiento de la ciudad aragonesa de Tarazona, donde nació Raquel Meller, se interesó en 2005 por la posibilidad de hacer otra copia y ponerla en una plaza, pero la iniciativa no salió adelante. La inauguración se hizo el 21 de marzo de 1966, dos días después de lo que era habitual en las inauguraciones de Porcioles, el día de su santo, conocidas popularmente por ello como "inauguraciones josefinas". El motivo del retraso es que el 18 de marzo anterior ya se habían inaugurado dos otros monumentos: los dedicados a Carmen Amaya y la Sardana, ambos en Montjuïc y ambos obra de Josep Cañas. La inauguración de la copia que hay en el Paralelo se hizo el 21 de marzo de 1966, dos días después de lo que era habitual en las inauguraciones de Porcioles, el día de su santo, conocidas popularmente por ello como "inauguraciones josefinas". El motivo del retraso es que el 18 de marzo anterior ya se habían inaugurado dos otros monumentos: los dedicados a Carmen Amaya y la Sardana, ambos en Montjuïc y ambos obra de Josep Cañas. El 23 de octubre de 2007 unos gamberros la decapitaron y arrancaron también el cesto, del que Desaparecieron algunas de las violetas que llevaba dentro. Se repararon las piezas rotas y se volvieron a soldar a la figura el mes de febrero siguiente. Actualización: Jaume Fabre, marzo 2008. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO La fuente monumental de Raquel Meller como Violetera, promovida por el periodista Ángel Zúñiga, fue encargada por el Ayuntamiento de Barcelona a Josep Viladomat en 1964 e inaugurada dos años más tarde en el Paralelo de Barcelona. La idea habría surgido durante una comida en Nueva York a la que asistieron el alcalde J. M. de Porcioles, con motivo de la presencia de una representación barcelonesa en la Feria Mundial. Se pretendía que la figura encarnara el personaje entrañable de la florista catalana, de raíz popular y evocación de uno de sus personajes más celebrados. Es una muestra de la vertiente pintoresca de la escultura de Viladomat. Cuando no partía del natural, su capacidad de reproducir la figura disminuía considerablemente. La cara, sin duda, es la parte que más se resiente de este proceso de trabajo, inspirado en fotografías de juventud de Raquel Meller (Viladomat sólo la había conocido de grande), a pesar del asesoramiento de Joaquín Alabreda, muy amigo de Raquel desde su juventud. Para resolver el cuerpo, Viladomat sirvió de una modelo que respondía a las características de Raquel Meller, vestida con un traje que diseñó ad hoc una modista. La factura detallista y anecdótica de la escultura tiene un claro exponente en el trabajo puntilloso de los pliegos interiores de la falda, justificados porque la colocación de la figura elevada permitía una visión desde abajo. Viladomat, descontento y crítico con el resultado, se alegraba sin embargo del carácter utilitario del monumento, porque pensaba que atraería el público ( "la gente que viniera a buscar agua"), e incluso sugirió la colocación de un maceta con flores regado con la misma agua. Raquel Meller (nombre artístico de Francisca Marqués y López, Tarazona 1888 - Barcelona 1962) fue una famosa cupletista la carrera de la que comenzó en 1907 como cantante de café-concierto. En 1911 actuó como primera figura en el Teatro Arnau de Barcelona y en 1919 debutaba en París para empezar un circuito internacional. "La Violetera" fue uno de sus grandes éxitos. »Joan Francesc Ainaud
Fontana

Fuente del camino nuevo de las rambla

Fonts Font del Carrer Nou de la Rambla 1826, reconstrucció 1986 Emplaçament - Nou de la Rambla, 45 Autor - autor desconegut Materials - pedra Dimensions - (h x a x b) en metres: 3,30 x 2,65 x 3,30 Iconografia Inauguració - 7 setembre 1826 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona INSCRIPCIÓN LA CIUDAD DE BARCELONA / EL EXMO.SOR. MARQUÉS DE CAMPO SAGRADO / LA JUNTA QUE EL MISMO preside / encargada de conducción de AGUAS / DEDICARON ESTA CUARTA FUENTE / EL DÍA (ilegible) DE MDCCCX ... (ilegible) traducción EN LA CIUDAD DE BARCELONA / el Exmo. SR. MARQUÉS DE CAMPO SAGRADO / LA JUNTA QUE EL MISMO PRESIDE / ENCARGADA DE LA CONDUCCIÓN DE AGUAS / VAN DEDICAR ESTA CUARTA FUENTE / EL DÍA (ILEGIBLE) DE MDCCCX ... [181 ...] (ILEGIBLE) CRÓNICA La llegada de las aguas de Montcada fue acompañada de la inauguración de una serie de fuentes, entre ellas esta la calle Nou de la Rambla. Empezó a brotar su agua el 7 de septiembre de 1826 y, aunque el ayuntamiento pensó varias veces a sacarla, la protesta de los vecinos hizo que continuara en su sitio. El 14 de septiembre de 1879, día de fuertes tormentas, un rayo cayó sobre la fuente. El 2 de diciembre de 1986 se inauguró, en el edificio donde está la vieja fuente, un centro infantil y de otros servicios municipales. El lugar fue llamado Casa de la Fuente, y aprovecharse la ocasión para restaurar la antigua construcción de 1826. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO En el primer tercio del siglo XIX buena parte de las fuentes que el Ayuntamiento construyó para solucionar el problema del agua de boca a la ciudad, eran sencillas construcciones en nicho que se abrían en las paredes de algunas casas, por un lado para respetar la línea de fachada, por otro para ofrecer lugar al necesario depósito que almacenaba el agua. Ciertamente estas fuentes no podían competir con las pocas de carácter monumental -Hèrcules y Aretusa el paseo de la Explanada, Fuente del plan de las Comedias, Fuente de Ceres en el paseo de Gràcia no sólo por sus dimensiones, sino, y lo que es más importante, debido a que las fuentes monumentales trascendían su utilidad con programas de ornamentación sustentados en esculturas que representaban temas de corte mitológico. A pesar de esta constante, dos fuentes de vecindario, la que analizamos y la del plan de la Boqueria, representan un intento de valoración de estos elementos imprescindibles en el paisaje urbano. La fuente de la calle Nou de la Rambla se compone de dos pilares circulares. En el de mayor diámetro del grifo, en el otro la placa conmemorativa. Remata el conjunto un escudo de la ciudad tallado en piedra con dos animales marinos que la rodean. El tratamiento de esta escultura, que no sabemos quién la hizo, parece algo mecánico y podríamos deducir que la realizó uno de los tallistas de la ciudad, posiblemente alguien de entre los que tenían el taller cerca de este lugar. En la remodelación de 1986 se pintó el nicho de color azul, una buena elección pues da una luminosidad especial al conjunto y hace destacar el color amarillento de la piedra. »Antoni Remesar
Fontana

Fuente de san justo

Fonts Font de Sant Just obra de 1367, ampliada el 1831, restaurada diverses vegades Emplaçament - Plaça Sant Just Autor - Autor desconegut Materials - pedra de Montjuïc Dimensions - (h x a x b) en metres: 4,81 x 4,36 x 1,01 Iconografia Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona CRÓNICA Cuenta la tradición que Juan Fiveller fue de caza por la sierra de Collserola y encontró casualmente un manantial de agua de caudal considerable. Informó de ello al Consejo de Ciento, que la hizo canalizar para que sirviera de suministro en Barcelona. Por esta razón, 1367 se construyó una fuente gótica en la plaza de San Justo, frente a la iglesia de los Santos Justo y Pastor. La fuente es una construcción de planta trapezoidal. En la fachada principal, tres muecas vierten el agua en un fregadero, y en la parte de arriba hay esculpida una imagen de San Justo entre dos escudos, el de Barcelona y el real. En la que da a la calle de la Palma de Sant Just se puede ver un halcón con un pájaro entre sus garras. La fuente daba el cementerio parroquial. En 1831, prohibido este tipo de necrópolis dentro de la ciudad, la fuente fue restaurada y se añadió la balaustrada de terracota que tiene encima. Es de un austero estilo romántico, y una serie de plantas que cuelgan contribuyen a dar encanto al lugar, donde era costumbre, en tiempo remotos, hacer funciones teatrales. En 2001 se retomó esporádicamente la idea. La fuente ha sido nuevamente restaurada en 2003. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO La plaza de San Justo conforma el núcleo de un barrio formado por antiguos palacios nobiliarios y talleres artesanales. Preside el lugar el Templo de San Justo y Pastor fundado, según la tradición, en el siglo IV. En una parte de su viejo cementerio, donde también se cree que fueron enterrados los primeros mártires cristianos de Barcelona, ​​se urbanizó en el ochocientos el espacio que ahora nos ocupa. Haciendo ángulo con las calles de Lledó y de la Palma de Sant Just, se encuentra una fuente (1367) de tres caras. Fue construida en honor de Joan Fiveller, vecino de aquel lugar y descubridor fortuito de una mina de agua en la sierra de Collserola, lo hizo canalizar hacia la ciudad a fin de paliar la escasez. Si bien la fuente gótica fue reconstruida en el siglo XIX, en la fachada principal que da a la plaza, se conservan esculpidos en la piedra una imagen de san Justo, con la palma del martirio, flanqueado por los escudos real y de la ciudad. En el lado de la calle de la Palma de Sant Just se puede ver, entre escudos nobiliarios, el relieve de un halcón pillando una perdiz, motivo evocador de la afición de Fiveller a la caza. La parte superior del conjunto queda coronada por una balaustrada de terracota (1884) que enmarca un romántico jardín elevado. »Rosa María Subirana Rebull
Fontana

Fuente de santa Caterina

Fonts Font de Santa Caterina 2006 . Emplaçament - Colomines, 3 -Mercat de Santa Caterina- Autor - Arquitectes: Enric Miralles i Benedetta Tagliabue Materials - marbre, estuc Inauguració - 25 novembre 2006 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona INSCRIPCIÓN Fuente de Santa Catalina / El 1233 el rey Jaime I / concede a los frailes predicadores / el derecho a llevar agua del Rec / Condal para usos del convento / de Santa Caterina. julio 2006 CRÓNICA El muro de hormigón que había hecho de valla posterior del Mercado de Santa Caterina hasta su reforma al comenzar el siglo XXI fue sustituido por el actual mural, con una fuente, mediante unas obras que se llevaron a cabo cuando la transformación de la cubierta y el interior del mercado ya había sido efectuada. La inauguración del mural con la fuente se efectuó el 25 de noviembre de 2006, coincidiendo con la festividad de Santa Caterina y la segunda edición de la Feria del Cántaro. La fiesta inaugural incluyó un pasacalles con gigantes y una actuación teatral que vinculó la nueva fuente con la tradición de ir a buscar agua al pozo del claustro del convento dominico de Santa Catalina, que había ocupado el espacio del mercado y que fue derribado en 1837, como bien desamortizado, después de que un incendio en destruyera una parte en 1836. en el agua del pozo del convento se le atribuían efectos milagrosos para curar las fiebres. En cuanto a la Feria de Cántaros, se empezó a hacer en 2005 cuando el mercado volvió a abrir las puertas tras las obras de reforma. Quiere recordar la que hace muchos años se hacía también en la plaza de Santa Catalina, precisamente para que la gente pudiera ir a buscar agua al pozo del convento con un cántaro nuevo. En la puerto posterior, ocupando todo un lado de la calle de Colomines, que va de la plaza Joan Capri a la de Santa Catalina, se terminó el mural y la fuente, un año y medio después de que el nuevo mercado ya hubiera entrado en funcionamiento. La decoración del muro de la fuente está compuesta por piedras procedentes del antiguo convento y de picas de mármol de las que usaban las bacalaos del antiguo mercado. Una pica múltiple, encajada en una amplia hornacina del muro, sirve de base para la fuente, con dos inyectores. Otros picas o trozos de pica forman un mosaico adosado al muro como un relieve, junto a un tubo metálico que forma una figura de gran tamaño en forma de penca de bacalao. Las pencas de bacalao son también la forma inspiradora de algunos relieves, uno grande y varios de tamaño pequeño, adosados ​​al frontal de la hornacina donde están las picas de la fuente. Debajo de las tinajas hay otro relieve formado con trozos de picas de mármol aserradas longitudinalmente y en el que está la inscripción: "Fuente de Santa Caterina. El 1233 el rey Jaime el concede a los frailes predicadores el derecho a llevar agua del Rec Comtal para usos del convento de Santa Catalina. Julio 2006 ". Cuando se concedió el privilegio mencionado en esta inscripción, el convento era recién hecho sobre los restos de una primitiva capilla dedicada a Santa Catalina. El muro cuenta también con trozos enyesados. Todo ello, mármol, piedra, yeso y hierro componen unas formas geométricas que fueron diseñadas por el artista Jacint Todó a partir de la idea inicial planteada por Enric Miralles y Benedetta Tagliabue. El muro es actualmente la valla de un patio situado entre el mercado y la calle de Colomines en el que se construyeron, al tiempo que la reforma del mercado, unas viviendas con servicios para las personas mayores. También cierra, en parte, por la banda más próxima a la plaza de Santa Catalina, la central de recogida neumática de basura del mercado. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO Documentado lo está: La fuente del antiguo convento de Santa Catarina es una de las más antiguas de la ciudad. Poco sabemos sobre si esta fuente tenía un carácter público, accesible a todos los ciudadanos. La fuente que nos ocupa, la actual, hace gala en placa de mármol, de este pedigree de antigüedad y lo combina con otro elemento de memoria: rescata las picas de mármol que, supuestamente, eran utilizadas por los vendedores de pesca salada del mercado antes de su remodelación. Sabemos que el bacalao seco y los arenques fueron, durante muchas décadas, comida habitual de pobres y obreros, el panecillo con arenque. Incluso elementos lúdicos, para muchos niños, jugando con las vértebras del rosario del esqueleto animal. El pollo se reservaba para los ricos y como máximo se comía en las fiestas de Navidad. Hasta que llegaron los japoneses y sus sistemas de producción masiva y en serie de dichas aves. Si la fuente ya no es necesaria la volvemos a inventar con exceso de letering y repetición hasta la saciedad del bacalao seco que por cierto, es el grito de guerra de los equipos de waterpolo del Club Atlètic Barceloneta. En resumen, la fuente ya no es fuente, es una reinvención que nos retrotrae a un pasado que en realidad no existió. El mercado en su conjunto nos define una romántica idea campesina -obrera de frutas, verduras, hortalizas y bacalao. »Antoni Remesar
Fontana

Fuente de santa maría

Font de Santa Maria Font dels Senyors 1403, restaurada 1962 Emplaçament - Plaça Santa Maria Autor - Escultor: Arnau Bargués (atrib.) Materials - pedra de Montjuïc Inauguració - 5 desembre 1403 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona INSCRIPCIÓN PLAZA / S. PEDRO CRÓNICA La llegada del agua de Moncada, en 1826, significó que se crearan seis fuentes públicas durante el reinado de Fernando VII, una de las cuales fue la de San Pedro, en la plaza situada frente al monasterio de San Pedro de las Puelas. Aquella fuente de piedra fue sustituida por otra de estilo neogótico modernista, diseñada por el arquitecto Pere Falqués, en 1893. Se presupuestó en 4.879 pesetas, pero el coste final fue de 5.779. No se instaló hasta el 28 de octubre de 1895, pero como faltaba el gas que debía iluminar el farol que lo acompaña y se habían echado a perder unas adoquines, la aceptación municipal no se producir hasta el 28 de febrero de 1896. Un camión la dañó en 1997 y tuvo que ser restaurada. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO La abundancia de monumentos públicos en una ciudad tan modélica, responde a su espíritu urbano avanzado, da sorpresas como la de la fuente de la plaza de San Pedro de las Puelas. La singularidad de la fuente es tal que supera el tipo y los valores formales de otros hitos urbanos y por ello sorprende cuando no se le entiende del todo. Sustituye una fuente anterior de traza clasicista, fechada en 1826, y constituye un proyecto de decoro ciudadano ideado por un arquitecto, Pere Falqués i Urpí, que reúne en buena medida las ideas y la cultura artísticas de la sociedad barcelonesa de las décadas finales del siglo XIX. Las dos grandes razones del pensamiento artístico y del gusto de la Cataluña de finales de siglo se encuentran presentes en esta obra de 1893 e instalada en 1896, que pertenece por tanto al momento central de una época histórica esencial en la modernidad del país . Por un lado el racionalismo técnico y por otro el historicismo gótico, ecos de Eugène Viollet-le-Duc, y por otro, el espíritu de la arqueología y de la estética nacionalista catalana, inspiran concepción de la transparente arquitectura de hierro que define un espacio junto al templo gótico, al que se refiere como sencillo homenaje sin renunciar, sin embargo, a su modernidad. Su restauración tras el accidente que sufrió en 1997 permitió la conservación de un espacio con valores formales y culturales imprescindibles para comprender el alma de la ciudad y las inquietudes catalanas que dieron luz a una brillante modernidad. »Ignacio Henares Cuéllar
Fontana

Fuente de los cuatro niños

Fonts Font dels quatre nens adquirida 1875 Emplaçament - Passeig Picasso, s/n -entrada al Parc de la Ciutadella- Autor - Disseny: Etablissements Metallurgiques Durenne Materials - ferro colat pintat Foneria - Sommevoire A. Durenne Dimensions - (h x d) en metres: 3.02 x 2,82 (total) 2,56 x 0,64 (figura) 0,46 x 2,82 (base) Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona Horari de visita - des de les 10 h fins al capvespre CRÓNICA En el Parque de la Ciutadella, entre la Cascada y el trozo estrecho de Zoo paralelo a la calle Wellington, bajo cuatro chopos de Canadá, había una fuente de hierro fundido, muy parecida a las que Charles Lebourg diseñó en 1872 para Richard Wallace, que fue adquirida en 1875 por el Ayuntamiento de Barcelona a la fundición francesa de Val de Osne, la misma que fundió las fuentes Wallace. El acuerdo municipal, el día 1 de marzo de aquel año, que autoriza el director del parque a hacer la compra, especifica que la fuente es "igual a las que existen en los Campos Elíseos de París". Es posible, aunque no lleva ninguna firma, que el diseño fuera obra también de Lebourg, encargado por la fundición o a partir de un modelo rechazado por Wallace, ya que tiene un gran parecido. Las diferencias con el modelo de las cuatro cariátides femeninas son tres: la cúpula es diferente, más aplanada. Ninguna inscripción en la base. Las cariátides, en lugar de ser cuatro mujeres, son cuatro preadolescentes, dos niños y dos niñas. Aguantan el techo no directamente con las manos, como las mujeres del otro modelo, sino con las manos en la cabeza. Los niños, con pelo corto, están cubiertos sólo con un pliego de ropa encima los genitales. Las niñas, con cabello largo, tienen el cuerpo cubierto por unos pliegues algo más amplios, pero que dejan al descubierto unos pechos ligeramente apuntados, bajo los cuales un cinto aguanta la ropa. La fuente hoy está en la entrada del parque desde el paseo de Picasso. Actualización: Jaume Fabre, junio 2012. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO Que en el siglo XIX el criterio de diseño de los objetos útiles era básicamente contar una historia se ve en esta nueva versión de fuente urbana de fundición. Contar una historia consistía en narrar mediante los recursos de la escultura figurativa un cuento, el que además debía ser alegre y festivo. Si se la compara con la Fuente Wallace, la sustitución de las chicas cariátides por puttis, angelitos o niños desnudos, no incorpora nada nuevo al objeto, no es más que un nuevo modelo para que explica otra historia. Es también una narración sobre las formas del arte y sus estilos, y si las cariátides retomaban el discurso del neoclasicismo decorativo presente a lo largo de todo el siglo y desde mucho antes (desde el siglo XVIII), ahora el referente es el barroco sin salir del clasicismo; un neobarroco, pues, no muy exagerado con algunos elementos chinos en la cúpula con detalles de pagoda. En definitiva, una nueva manifestación de eclecticismo decorativo imperante en las grandes fábricas con tecnología punta de la época, el éxito de la que se explica precisamente por su gran aceptación popular. De hecho, son piezas decorativas que llenan y dotan de sentido un espacio antes anodino. Que esta versión estaba pensada para lugares grandes se ve en el basamento. Este es circular y está compuesto por dos escalones. Funciona como un buen marco, que centra, da base al tiempo marca el espacio que ocupa visualmente la fuente. Además, el basamento aumenta la esbeltez y la verticalidad de un objeto que, de lejos, parece una escultura. »Ana Calvera
Fontana

Fuente de la plaza de san pedro

Fonts Font de la Plaça Sant Pere 1893-1896 Emplaçament - Plaça Sant Pere Autor - Disseny: Pere Falquès Materials - ferro forjat Dimensions - (h x a x b) en metres: 4,66 x 2,75 x 1,33 Inauguració - 28 febrer 1896 Bibliografia Col·lecció - Ajuntament de Barcelona INSCRIPCIÓN PLAZA / S. PEDRO CRÓNICA La llegada del agua de Moncada, en 1826, significó que se crearan seis fuentes públicas durante el reinado de Fernando VII, una de las cuales fue la de San Pedro, en la plaza situada frente al monasterio de San Pedro de las Puelas. Aquella fuente de piedra fue sustituida por otra de estilo neogótico modernista, diseñada por el arquitecto Pere Falqués, en 1893. Se presupuestó en 4.879 pesetas, pero el coste final fue de 5.779. No se instaló hasta el 28 de octubre de 1895, pero como faltaba el gas que debía iluminar el farol que lo acompaña y se habían echado a perder unas adoquines, la aceptación municipal no se producir hasta el 28 de febrero de 1896. Un camión la dañó en 1997 y tuvo que ser restaurada. »Jaume Fabre, Josep M. Huertas COMENTARIO La abundancia de monumentos públicos en una ciudad tan modélica, responde a su espíritu urbano avanzado, da sorpresas como la de la fuente de la plaza de San Pedro de las Puelas. La singularidad de la fuente es tal que supera el tipo y los valores formales de otros hitos urbanos y por ello sorprende cuando no se le entiende del todo. Sustituye una fuente anterior de traza clasicista, fechada en 1826, y constituye un proyecto de decoro ciudadano ideado por un arquitecto, Pere Falqués i Urpí, que reúne en buena medida las ideas y la cultura artísticas de la sociedad barcelonesa de las décadas finales del siglo XIX. Las dos grandes razones del pensamiento artístico y del gusto de la Cataluña de finales de siglo se encuentran presentes en esta obra de 1893 e instalada en 1896, que pertenece por tanto al momento central de una época histórica esencial en la modernidad del país . Por un lado el racionalismo técnico y por otro el historicismo gótico, ecos de Eugène Viollet-le-Duc, y por otro, el espíritu de la arqueología y de la estética nacionalista catalana, inspiran concepción de la transparente arquitectura de hierro que define un espacio junto al templo gótico, al que se refiere como sencillo homenaje sin renunciar, sin embargo, a su modernidad. Su restauración tras el accidente que sufrió en 1997 permitió la conservación de un espacio con valores formales y culturales imprescindibles para comprender el alma de la ciudad y las inquietudes catalanas que dieron luz a una brillante modernidad. »Ignacio Henares Cuéllar

25 commenti

  • Foto di mei_fu

    mei_fu 24 lug 2021

    Como afortunado suscriptor tengo la primicia de ser el primero en comentar la ruta.
    Interesante y muy bonitas fotos (loro incluido).
    Saludos.

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 26 lug 2021

    mi querido Mei_Fu, gracias por esas lindas palabras!!!!! es un honor que seas el primero! me llena de alegría!!!!! jajaja hasta con el loro!!! jaja

  • Foto di Rafael Ramirez Bisonó

    Rafael Ramirez Bisonó 26 lug 2021

    Jordi, esta serie si están buenas me las apunto para ir con la rubia

  • Foto di ajuradopoza

    ajuradopoza 27 lug 2021

    Hola Jordi y familia.
    Ruta con encanto por las fuentes de la ciudad y muy recomendable para hacerla con la familia este próximo mes de agosto.
    Felicidades y seguid con salud,
    ajp👏👏

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 27 lug 2021

    Antonitoooooooooo cuanto tiempoooooo que felicidad saber de tiiiiii

  • Foto di Tetititu

    Tetititu 27 lug 2021

    Penúltima ruta de fuentes de Barcelona. A finales las conoceremos todas, no se te escapa ni una !!!

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 27 lug 2021

    jajajjajajajajajaajj estoy con un APP que se llama FUENTE DE BARCELONa y espera que después vienen las ornamentalesjaja que ahí sihay!

  • Foto di chus59

    chus59 27 lug 2021

    Me encanta "descubrir" rincones de mi ciudad siguiendo tus rutas.
    Un placer con tus fotos y explicaciones.

  • Foto di mehdi.tabibvand

    mehdi.tabibvand 27 lug 2021

    Thank you for your nice trail and beautiful photo

  • Foto di sabategalofre

    sabategalofre 28 lug 2021

    Repito lo que te he dicho en la ruta anterior de esta serie: un magnífico trabajo de documentación

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 28 lug 2021

    Gracias amigos!!! un abrazo grande!!!

  • Foto di almaydie

    almaydie 28 lug 2021

    Ho seguito questo percorso  Vedi altro

    Por lo menos no te va a faltar agua en esta ruta

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 28 lug 2021

    Jajajajajajajajaja

  • Foto di Manel_49

    Manel_49 30 lug 2021

    Jorditoms. Otro excelente trabajo gràfico y documental. Gracias por compartir. Salut i Cames!!!!

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 30 lug 2021

    Gracias hermano
    Querido !!

  • Foto di nandomoneda

    nandomoneda 30 lug 2021

    Veo que desde que estaba fuera ya estas metido en otro proyecto con las estatuas. Sed no tendrás pero gana sin hacer la de las bravas si....Saludos

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 30 lug 2021

    Jajajajajajajaja tú verás que esa viene ! Te lo prometo !

  • Foto di siguiendolasenda.es

    siguiendolasenda.es 31 lug 2021

    Una ruta con un gran valor histórico. Felicidades.

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 31 lug 2021

    Míl gracias

  • Foto di jawio

    jawio 4 ago 2021

    Suscribo palabra por palabra el comentario de mei_fu, menos lo de ser el primero, jajaja me despisté, he pasado por esas fuentes miles de veces (Vivía por allí ) y tengo que esperar a ver tu página para que apetezca volver a pasar para recrearme con esas maravillas. (Eso si, mejor no hablemos del sabor del agua)

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 4 ago 2021

    jajajajjajaj jajajjajaja jajajjajajajajjajajajajjajajajajajjajajajajajjajjajaaja jajajaja j ya me lo puedo imaginar!!! me imagino que vivir fuera de BCn es más tranquilo verdad?

  • Foto di jawio

    jawio 4 ago 2021

    Ni te lo imaginas, nada que ver, yo además salgo de casa y ya estoy en la montaña, eso si, para ir al teatro o a la ciudad por la noche es una odisea, es una cuestión de lo que valora cada cuál, al menos yo lo valoro mucho.

  • Foto di Fefitaaaaa

    Fefitaaaaa 6 ago 2021

    Que hermosuras

  • Foto di chatame1

    chatame1 7 ago 2021

    Menudo dosier de lugares interesantes, estás logrando recopilar una cantidad de información y fotos sobre temas muy específicos de forma espectacular. Fenomenal
    Saludos

  • Foto di Jorditoms

    Jorditoms 10 ago 2021

    gracias hermanooooo

Puoi o a questo percorso